Ante la quiebra bancaria, el Gobierno debe priorizar el apoyo a Autónomos y Pymes

 Los acuerdos formalizados en la Directiva de la U.E. establecen que acreedores deben asumir las pérdidas futuras de los bancos.

El acuerdo señala la quita mínima obligatoria del 8% del pasivo del Banco.

Al Gobierno se le da un amplio margen (hasta el 5% del pasivo) para salvar a determinados acreedores.

COPYME reclama que ese 5% sea utilizado en apoyo de los pequeños acreedores.

COPYME señala que son los Autónomos y Pymes son los más indefensos ante estas circumstancias. También en los que más repercutirá esta quita que les puede suponer el cierre.

COPYME resalta que los Autónomos y Pymes son el 90% de la actividad empresarial y no ellos los causantes de la mala gestión ni de los "posibles atracos crediticios" que se conceden a determinadas empresas.