El pequeño comercio relegado y marginado por la empresa pública Metro de Madrid S.A

 COPYME (Confederación General de las Pequeñas y Medianas Empresas del Estado Español) respalda la actitud de la Asociación de Autónomos y Comerciantes del Metro de Madrid en defensa de los comerciantes que ocupan los espacios comerciales en el Metro de Madrid. Desde hace más de veinte años los comerciantes ha desarrollado su actividad responsablemente atendiendo a los clientes que frecuentan el transporte público.

 
COPYME rechaza la conducta de agresión hacía el pequeño comercio que la empresa pública Metro de Madrid S.A. ejerce valiéndose de la normativa aprobada por la Comunidad de Madrid. Sirviéndose de las Instrucciones Técnicas se ejecutan obligaciones que son imposibles de cumplir por los comerciantes y favoreciendo a la multinacional francesa JCDecaux que pasa a ocupar los nuevos espacios comerciales mediante grupos de empresas del sector.
 
COPYME manifiesta que la Asociación de Autónomos y Comerciantes del Metro de Madrid ha desvelado en múltiples ocasiones estas prácticas que arruinan el modelo de comercio tradicional y benefician con actitudes de este tipo a las grandes firmas comerciales para adueñarse de los ejes comerciales de la ciudad.