Esperanza Aguirre desprecia al comercio madrileño

COPYME, impulsora junto con otras asociaciones de FECUR, viene denunciando la discriminación que está sufriendo el comercio urbano (sobre todo los pequeños y medianos) a través de la Presidenta de la Comunidad de Madrid.

Sólo la unidad de todos podrá lograr el respeto que se merece el comercio. FECUR debe ser, como proponemos desde COPYME, el vehículo idóneo.

Tras la aprobación de la Ley que liberaliza los horarios comerciales:
EL COMERCIO DE MADRID, INDIGNADO CON EL GOBIERNO REGIONAL, ASEGURA QUE SE PERDERÁN 40.000 PUESTOS DE TRABAJO<

•    Los comerciantes prevén importantes pérdidas, desempleo y desplazamiento del consumo hacia las grandes superficies
•    La presidenta de la Comunidad no recibió a los representantes del  Foro de Comercio Urbano y el Gobierno de la Comunidad no ha tenido en cuenta la postura de los comercios tradicionales

Madrid, 7 de junio de 2012.- El pequeño comercio madrileño, agrupado en el Foro de Empresarios de Comercio Urbano, FECUR que reúne a 70.000 establecimientos de la región, manifiesta su indignación ante la aprobación en la Asamblea de Madrid de la Ley que contempla, entre otros aspecto, la liberalización de los horarios comerciales.

El portavoz de FECUR, Foro de Empresarios del Comercio Urbano, Luis Pacheco explica que “los comerciantes estamos actuando con gran  responsabilidad y mesura y la presidenta del Gobierno Regional no lo ha valorado. Nos sentimos poco respetados porque siendo los principales afectados por estos cambios legales no nos han querido escuchar”.

Se perderán 40.000 puestos de trabajo

La encuesta realizada por FECUR desmonta uno de los argumentos del Gobierno de la Comunidad de Madrid, según el cual se creará empleo con las liberalización de los horarios. Mientras que los pequeños no podrán ampliar la jornada a los empleados (tanto por contratos ya firmados como por incapacidad para pagarlo), las grandes superficies abrirán más horas, pero manteniendo sus plantillas. Si tenemos en cuenta que el pequeño comercio agrupa el 80% del empleo en este sector, las consecuencias de la nueva legislación podrían traer el cierre de muchos establecimientos, y por tanto, la pérdida, según, los pequeños comerciantes de un total de 40.000 puestos de trabajo.

Para los representantes del comercio urbano agrupado en FECUR, la nueva normativa ahonda en los privilegios que tienen las grandes superficies frente a los medianos y pequeños. Existe una muy baja protección de las tiendas a pie de calle, porque hay muy poca legislación, y nunca han existido medidas de apoyo, que sí se han dado en otros sectores.

Para los pequeños comerciantes, la principal amenaza para la supervivencia de sus negocios son las grandes superficies (un 53%), muy por delante de la bajada del consumo (26%), y las normas de la administración (un 14%), como es el caso de la nueva Ley.

No es lo mismo ir de compras que hacer la compra”

Además, los comerciantes muestran su indignación porque defienden que los establecimientos dedicados al sector de la alimentación no debían de tener el mismo tratamiento que el resto de tiendas. El portavoz de FECUR afirma que “por abrir más horas, no se van a comprar más alimentos. Hay que distinguir entre hacer la compra e ir de compras, son dos conceptos  diferentes”.

Por otro lado, los miembros de FECUR señalan la necesidad de establecer un Plan Urgente de medidas incentivadoras que impulsen el consumo y puedan salvar la dramática situación que vive el comercio, ante los últimos datos publicados por el INE que señalan que las ventas del comercio al por menor han registrado un descenso del 5’9% en los cuatro primeros meses de este año con respecto al mismo periodo de 2011.

SOBRE FECUR

El Foro de Empresarios de Comercio Urbano de Madrid reúne a las asociaciones y organizaciones de este sector en la región. Su objetivo es colaborar de forma activa en la protección y revitalización de este sector que da empleo a 250.000 trabajadores y está formado por 70.000 establecimientos.