La liberalización de horarios comerciales ineficaz para potenciar las ventas minoristas del comercio madrileño

Los datos del INE muestran el primer incremento tanto en las ventas como en empleo desde 2007, lo que supone un buen dato para la maltrecha actividad comercial interior de nuestro país.

Sin embargo, el comercio minorista madrileño perdió ventas en 2014 a pesar de ganar ese mismo año más de medio millón de turistas (casi un 9% más que en 2013), mostrando la ineficacia del razonamiento que llevó a la Comunidad de Madrid a liberalizar los horarios comerciales.

COPYME se opuso a esta liberalización, al dictado de grandes superficies y cadenas, pero que perjudica de manera notable al pequeño y mediano comercio madrileño y mantiene que la política de apoyo al comercio madrileño que ha impulsado la Comunidad de Madrid ha fracasado.
 
COPYME reclama a la Comunidad de Madrid el abandono de una política comercial sin resultados y perjudicial para la mayoría de establecimientos comerciales de nuestra Comunidad.
 
Madrid necesita una política comercial, que efectivamente nos sitúe como motor de la recuperación y no a la cola, como muestran los datos del Instituto Nacional de Estadística, y que sea capaz de aprovechar el inmenso potencial turístico de la misma.
 
COPYME reclama al Consejero de Economía de la Comunidad de Madrid que desarrolle una política positiva para la totalidad del comercio madrileño, y no políticas al dictado de grandes intereses comerciales que no producen frutos para la actividad económica de la región.