Las medidas recaudatorias del gobierno de Rajoy retraen el consumo

El incremento del IRPF, la subida del IVA y la inflación están incidiendo fuertemente en la caída del consumo.

En estas circunstancias COPYME propone al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas que la recaudación obligatoria del IRPF pase a ser voluntaria y sea el trabajador el que decida su aplicación según sus circunstancias.

El IRPF disminuye la capacidad de consumo de la familia. Esta circunstancia ralentiza y agrava la recuperación económica.

El IRPF no se ha actualizado desde 2.008, lo que implica un notable aumento fiscal encubierto que supera el aumento acordado por el gobierno de Rajoy en diciembre del año pasado.

El IRPF subió en este ejercicio un punto a partir del salario bruto anual de 21.000 euros en los apartados de hijo a cargo, hijo a cargo más hipoteca, cónyuge e hijo a cargo, cónyuge, hijo a cargo más hipoteca.

En una economía que atraviesa una recesión tan profunda resulta paradójica la aplicación de una fuerte política restrictiva, toda vez que no estimula la demanda, y es ahora cuando las pymes necesitan medidas y normativas que favorezcan su viabilidad.

COPYME reclama al gobierno, con carácter de urgencia, créditos y financiación para familias y empresas a través de la creación de una Banca Pública, ante la actitud negativa y especulativa de la banca privada.